Conciencia con Ciencia

“Todo lo que no aceptamos hacer consciente regresa bajo la forma de destino” 
descarga
(Alejandro Jodorowsky)

Las palabras son símbolos de símbolos. Representan cosas que, a su vez, son lo que hemos convenido que sean. Antes de eso, para otros seres, una piedra tal vez haya sido una “tun tun”, y un tigre, un simple “rrraaauuu”.

Yo creo a la conciencia como el conocimiento que un ser tiene y siente de sí mismo y de su entorno particular. También hay quienes la refieren a la percepción receptiva de los estímulos del interior y el exterior. Eres consciente de lo que eres, lo que está siendo, lo que te sucede, cómo lo procesas y cómo accionas en consecuencia. Todo eso, según la capacidad que hayas desarrollado para estar consciente en ese momento. Ante cualquier estímulo externo eliges hacer sólo una cosa y no otras. Un minuto después, puedes estar siendo más consciente que un minuto antes, por la experiencia y por otras influencias. En tal caso, puedes optar por elegir hacer otra cosa, que supere la anterior y sus alcances, o dejar que todo siga igual. Más allá de la invalidez del arrepentimiento como recurso útil, cuando eres consciente que tus resultados no son los esperados ya estás haciendo otra cosa… poniendo en marcha otra elección.

A mayor frecuencia de tus momentos conscientes, puedes reconocerte como una persona con tendencia consciente. No sé si existe el ser consciente, total, pero creo en la recurrencia de los estados conscientes.

La inconciencia, valga la aparente obviedad, es la ausencia de conciencia en un momento. Actúas automáticamente. Pero tiene su fuente en un momento de conciencia anterior, cuando una acción quedó registrada en el menú cerebral como respuesta a un estímulo externo. Esa acción pudo ser propia, única, o del clan al que perteneces, cultural y biológicamente. Continue reading “Conciencia con Ciencia”