Un tiempo sin tiempo

Has escuchado a alguien cercano a ti decir alguna de estas frases…?

  • El tiempo no me alcanza para todo lo que tengo que hacer.
  • Estoy dejando de lado cosas importantes por falta de tiempo.
  • Siempre termino postergando mis cosas por ocuparme de las de los demás.
  • Al final del día estoy demasiado cansado para hacer lo que me gustaría.
  • No tengo tiempo para hobbies o distracciones.

En este tiempo sin tiempo, la agenda ya no es una herramienta de organización sino un campo de batalla medieval. Allí conviven tus operaciones, amigables y hostiles, en medio de polvaredas, ruidos de todo tipo, corridas, confusiones, caballeros y animales, razones y pasiones. Al final de cada día, reposando en la enfermería de campaña, preparas la siguiente avanzada.

Claro que confías en las fuerzas de tu infantería. Está movilizada y “a tambor batiente”. Parece de motivación inagotable. Parece… hasta que el cansancio físico le hace bajar algunas banderas. Y cuestionarse el sentido de tanta épica acción.

Tu tiempo es tuyo.

O, mejor dicho, es para que hagas tuyos esos momentos que forman tu tiempo. Cómo lo haces?. Preguntándo-te qué quieres. Porque lo que hagas son tus compromisos. Es lo que has elegido hacer.

images (2)

Continue reading “Un tiempo sin tiempo”

Paraqueciendo

“Nada nos pasa por casualidad. Si pasa es porque lo buscamos”.  Gerardo “Tata” Martino, actual Director Técnico de la Selección Nacional argentina de fútbol, dijo estas palabras en una conferencia de prensa cuando era el conductor táctico de mi equipo, Newell´s Old Boys de Rosario, brillante y grandioso campeón del fútbol argentino un par de meses después de esa declaración (ejem… perdón, se me escapó el personaje).

El Tata le contaba al mundo, que admiraba lo que estaba pasando con su equipo, la clave del éxito. Les estaba diciendo que lo que estaban consiguiendo era fruto de su clara decisión de ir hacia allí. Antes, lo habían escuchado sus jugadores y compañeros del staff técnico. Gracias a su capacidad de comunicar, esas palabras emocionaron a sus dirigidos, tomaron cuerpo, espíritu, formas y acciones hasta el logro final.

Todo el tiempo estás encontrando lo que has buscado (todo el tiempo) que (te) pasara. Lo hayas dicho, acordado o no, cada acción tuvo su paraqueciendo. O sea, para qué estás haciendo lo que estás haciendo. Eso explica tu vida, en cada momento. Cuanto más claro lo tengas, en el dominio de tu vida que quieras verlo, más cerca estarás de ser campeón (como mi equipo) o, si no, serás uno más de la manada. No postulo que trates de ser el campeón del juego de los otros sino del tuyo propio. En el juego que mejor juegues y más te guste.

tata 1

Continue reading “Paraqueciendo”