Qué aprendiste hoy?

Desde que te lo dijeron o lo quisiste averiguar, la palabra cultura estuvo asociada a algo establecido, estable, un acuerdo mayoritariamente común para el ámbito del que se tratara. La sociedad de una región, de un país, de una clase social, de una organización, de una familia, de una etnia, de un club, etc., son ejemplos de agrupaciones humanas que eligieron una particular manera de ser y hacer su cosa cotidiana.

Hay quienes definen a la cultura como los usos y las costumbres de esos grupos. En tal caso, es necesario que esas expresiones se manifiesten reiteradamente para consolidar la referencia y hacerla tan natural y visible que defina inequívocamente a esa cultura.

Otros, asocian la palabra cultura con erudición, sabiduría, instrucción, formación, educación. Si bien a veces hay un conflicto propuesto entre ambas acepciones, no son conceptos muy alejados entre sí, globalmente, dado que todos son emergentes y/o matices del desarrollo de la inteligencia del grupo referido.

Te ha tocado vivir este tiempo. Ser un actor y hacedor en él. Has recibido una cultura y has hecho tus aportes propios a ésta renovada cultura, en tanto protagonista de tus decisiones. Crees seguir perteneciendo a un sistema de valores, que va y va, al que solo le haces pequeñas correcciones de rumbo, como para adaptarte a algunos vientos cruzados que lo trastornan. Y escuchas por allí que hay quienes vienen hablando de una cultura global, o globalizada, que se monta encima de las distintas certezas parciales y pretende unificarlas.

images

Continue reading “Qué aprendiste hoy?”

Si es necesario, es posible

Miguel Ángel Buonarotti lo dijo muy sencillamente: “la estatua está dentro del bloque de yeso; sólo hay que ir sacando el material sobrante para llegar hasta ella”.

images

Eso que buscan la maza y los cinceles de un artista es la forma final de su visión, definida con la simple grandeza del genio italiano. Para generarla, pone en juego lo que vayan dictando su sensibilidad y su talento, apoyadas en lo que ha aprendido, lo que ha experimentado, las competencias desarrolladas, su inteligencia emotiva y su equilibrio espiritual.

Lo que es necesario, es posible.

Todos tus proyectos arrancan en una idea. Lo que llevará esa idea a obra será su componente emocional. Cuanto más sientas esa idea en tu cuerpo y vivas como si estuvieras “dentro de ella”, estarás creando lo que ha imaginado tu visión. Por el contrario, si la idea da vueltas por tu cabeza, va y viene, discutes con ella y más la cargas que disfrutas, estás en el mar de la ilusión. Lo que existe allí no existe aquí.

2013-12-30_-1388435649
No estás todo el tiempo inspirado porque no hay tantas cosas que te inspiren. Sólo pasa con lo que es necesario que pase. Porque lo crees así. Que te pase, cuando sea que tiene que ser. No sabemos, en general, cuántas cosas influyen, cuántos astros tienen que alinearse ni cuánto ayudamos (y no), conscientes de eso, para que se concreten nuestros proyectos. Pero tampoco importa demasiado.

Continue reading “Si es necesario, es posible”

Conciencia con Ciencia

“Todo lo que no aceptamos hacer consciente regresa bajo la forma de destino” 
descarga
(Alejandro Jodorowsky)

Las palabras son símbolos de símbolos. Representan cosas que, a su vez, son lo que hemos convenido que sean. Antes de eso, para otros seres, una piedra tal vez haya sido una “tun tun”, y un tigre, un simple “rrraaauuu”.

Yo creo a la conciencia como el conocimiento que un ser tiene y siente de sí mismo y de su entorno particular. También hay quienes la refieren a la percepción receptiva de los estímulos del interior y el exterior. Eres consciente de lo que eres, lo que está siendo, lo que te sucede, cómo lo procesas y cómo accionas en consecuencia. Todo eso, según la capacidad que hayas desarrollado para estar consciente en ese momento. Ante cualquier estímulo externo eliges hacer sólo una cosa y no otras. Un minuto después, puedes estar siendo más consciente que un minuto antes, por la experiencia y por otras influencias. En tal caso, puedes optar por elegir hacer otra cosa, que supere la anterior y sus alcances, o dejar que todo siga igual. Más allá de la invalidez del arrepentimiento como recurso útil, cuando eres consciente que tus resultados no son los esperados ya estás haciendo otra cosa… poniendo en marcha otra elección.

A mayor frecuencia de tus momentos conscientes, puedes reconocerte como una persona con tendencia consciente. No sé si existe el ser consciente, total, pero creo en la recurrencia de los estados conscientes.

La inconciencia, valga la aparente obviedad, es la ausencia de conciencia en un momento. Actúas automáticamente. Pero tiene su fuente en un momento de conciencia anterior, cuando una acción quedó registrada en el menú cerebral como respuesta a un estímulo externo. Esa acción pudo ser propia, única, o del clan al que perteneces, cultural y biológicamente. Continue reading “Conciencia con Ciencia”